Energy Box - Recuperación de energía

Energy Box reutiliza parte de la energía que el compresor de aire consume. Recuperar la energía del compresor significa ahorrar dinero.

Solicitar más información

El principal gasto de un compresor de aire es en energía

Los compresores de aire son grandes consumidores de energía. De hecho, en la vida útil de un compresor, el consumo de energía normalmente representa el 80% del coste total. Con nuestro sistema puede ahorrar y reducir costes y emisiones de CO2 al medio ambiente.


¿Ha pensado en sus emisiones de Co2?

Reducir sus emisiones de CO2 no solo es beneficioso para las futuras generaciones, bien puede haberse convertido en un requisito legal o parte de la política de certificación de su empresa.


El 99% de las emisiones de CO2 de un compresor en uso son directamente relacionadas con su consumo de energía, esta es otra razón para invertir en un sistema de recuperación de energía.


Energía térmica lista para usar

Además de utilizar el calor de compresión para la calefacción de espacios y el agua caliente para duchas, muchos procesos industriales requieren calor para el secado, cortinas de aire, precalentamiento, esterilización, craqueo con vapor, teñido, purgado y muchas otras aplicaciones.

El uso del calor recuperado de su compresor puede reducir el coste de inversión en equipos adicionales, las emisiones adicionales de CO2 y, por supuesto, el coste total de la energía que consume. En un mundo de precios de energía en alza, esto puede tener un gran impacto en su competitividad.

Como beneficio adicional, la eliminación del calor de compresión reduce la temperatura ambiente del compresor.

¡Unas mejores condiciones ambientales mejorarán la eficiencia del equipo y aumentarán su vida útil!

Ejemplo de instalación Energy Box

El aceite en un compresor de tornillo rotativo inyectado con aceite absorbe el calor de compresión. Antes de pasar al enfriador de aceite, el aceite caliente se desvía a través de un intercambiador de calor dentro de la caja de energía, donde el calor se transfiere a un circuito de agua.


La cantidad de energía térmica recuperada y el dinero ahorrado dependen del tamaño y el factor de uso del compresor (número de horas de funcionamiento por año). Se puede lograr una recuperación de hasta el 80%, y en el caso del agua caliente, hasta el 90%.


Tamaños y dimensiones