Separadores de condensados

Los separadores de condensados optimizan los costes de recogida y tratamiento de los residuos del aire comprimido. Esta filtración de aceite-aire es compatible con todos los sistemas de aire comprimido.

Solicitar más información

Filtración sencilla y eficaz

Las dos etapas de filtración (filtración oleófila y filtración de carbón activo) garantizan una concentración de aceite mínima en el sistema antes de su evacuación.

Útil para diferentes tipos de aceites

Los separadores de aceite-agua pueden tratar el mismo volumen de condensados
saturados en aceite mineral o semi-sintético y poliglicolado.

Sistema universal

Se integra fácilmente en cualquier instalación de aire comprimido.

Funcionamiento del separador de residuos de aceite

Esquema funcionamiento separador condensados


  1. Recogida de todo tipo de emulsiones aceptando la mezcla de aceites diferentes.
  2. Los condensados son recogidos a través de los silenciadores en una cámara de expansión estanca, en la que se efectúa una primera etapa de separación.
  3. La emulsión agua/aceite entra en la columna A, filtrándose a través de una filtro oleófilo, que son fibras que absorben el aceite y dejan pasar el agua.
  4. El filtro oleófilo en la columna A, facilitando la absorción de los residuos de aceite que se encuentren en la superficie.
  5. El peso del filtro se incrementa según aumenta su saturación de aceite, alcanzando progresivamente el indicador de servicio. La parte no saturada del filtro permanece en contacto con la superficie del agua.
  6. Cuando el filtro esta totalmente saturado, el indicador está hundido completamente, lo que indica la necesidad de cambiar el filtro.
  7. Sólo el condensado del fondo de la columna A, significativamente purificado de su aceite, circula en la columna B.
  8. La columna B contiene un filtro de carbón activo que absorbe los residuos de aceite de los condensados. Su muy amplia capacidad permite evitar cualquier desbordamiento en caso de bloqueo del sistema o en caso de excesiva capacidad.
  9. La concentración de aceite es muy baja en las condiciones de referencia y permite una evacuación de los condensados sin riesgo de contaminación del entorno.